¡El camino de las Profecías! ¿Viviendo por prescripción divina o no? ¿Cuál es tu historia?

Por Rosetta Thomas

Haga clic aquí para navegar a la versión en ingles de este artículo

Miles de años antes de que Jesús viniera a la tierra, se registraron varias profecías acerca de su vida y ministerio. Cada palabra que se habló sobre su vida se cumplió. En Hebreos 10:7 la escritura nos dice:

Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, Como en el rollo del libro está escrito de mí.

Deseo presentarles que aunque Jesús terminó bien, no fue automático. La escritura nos dice en Hebreos 4:15:

No tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.

El hecho de que Jesús experimentó la tentación significa que le era posible caminar en el error, pero sin embargo, optó por caminar de acuerdo con la prescripción divina que se registró para él en el volumen de los libros, siendo completamente obediente al Padre.

La Biblia registra la historia de un hombre llamado Sansón que también tenía una profecía sobre su vida pero, a diferencia de Jesús, se descarriló de su misión. En Jueces 13:1-5, la escritura da cuenta:

Los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová, y Jehová los entregó en manos de los filisteos por cuarenta años. En Zora, de la tribu de Dan, había un hombre que se llamaba Manoa. Su mujer nunca había tenido hijos, porque era estéril. 3 A esta mujer se le apareció el ángel de Jehová y le dijo: «Tú eres estéril y nunca has tenido hijos, pero concebirás y darás a luz un hijo. Ahora, pues, no bebas vino ni sidra, ni comas cosa inmunda, 5 pues concebirás y darás a luz un hijo. No pasará navaja sobre su cabeza, porque el niño será nazareo para Dios desde su nacimiento, y comenzará a salvar a Israel de manos de los filisteos.»

El propósito de Sansón era liberar a Israel de las manos de los filisteos, pero esta tarea fue abortada, tanto que al final de su vida, los filisteos habían saqueado a Israel. Se burlaron del Dios de Israel al traerlo al templo de Dagón por diversión y, además, murió de una muerte vergonzosa con sus enemigos.

El futuro de Israel en ese momento había recaido en la obediencia de Sansón. Una consecuencia de su fracaso fue que Israel no fue liberado de los filisteos, contrariamente a la palabra profética. Además de esto, los israelitas permanecieron en cautiverio más tiempo del esperado. De manera similar, los hijos de Israel permanecieron durante 40 años en el desierto y demoraron el avance de sus generaciones porque aquellos que tenían la promesa no vivieron de acuerdo con la prescripción divina que les fue establecida.

A veces, el futuro de una familia o de una iglesia depende de la obediencia de un individuo. En el caso de Jesús, toda la redención del hombre recayó sobre sus hombros y tú y yo estamos hoy en la fe cristiana, porque su obediencia fue completa.

Pero mientras Sansón se descarriló de la receta divina para su vida, uno se preguntará dónde se equivocó y qué lecciones podemos aprender de la historia. Resaltaré brevemente dos áreas en las que Sansón se desvió.

1. El amor del mundo

En primer lugar, Sansón estaba cegado por las ambiciones mundanas. Primero, estaba más interesado en construir un nombre para sí mismo en lugar de centrarse en su tarea y esa fue una de las cosas que lo llevaron al fracaso. ¿Qué negocio tiene un hombre de Dios dando acertijos? Quería mostrar cuán sabio y poderoso era, pero al mismo tiempo los hijos de Israel a quienes debería liberar estaban bajo cautiverio. En segundo lugar, Sansón presuntuosamente jugó con fuego. Sabía que Dalila estaba detrás de él. En la historia que se registra en Jueces 16, varias veces cuando Dalila se burlaba de él, ella lo hizo atar y trajo a los filisteos sobre él. Esto muestra que Sansón conocía sus intenciones pero, sin embargo, siguió jugando en sus manos.

La escritura advierte que ningún hombre jamás ha puesto fuego en su seno sin quemarse. Del mismo modo, se nos anima a evitar toda apariencia de maldad. Además, se nos dice en 1 Juan 2:15-16:

No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él, porque nada de lo que hay en el mundo —los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida— proviene del Padre, sino del mundo.

El amor de Sansón por el mundo le costó la noble oportunidad de ser catalogado como libertador de Israel. Más bien fracasó en su tarea.

2. Sansón dio por sentado el pacto que estaba sobre su vida.

Otra área en la que Sansón se descarriló fue que el dio por sentado el pacto que estaba en su vida. En el contexto de las Escrituras, un pacto es un acuerdo entre el hombre y Dios. Sansón tenía un pacto nazareo en su vida. No se suponía que debía beber vino, no se suponía que debía cortarse el cabello de la cabeza, y se suponía que no debía comer carne impura ni nada impuro.

Sin embargo, lo que encontramos es que Sansón rompió cada uno de los pilares de estos pactos uno por uno. Primero, vemos en Jueces 14: 8-10 donde se contaminó comiendo miel que se extrajo del cadáver de un león muerto. En segundo lugar, bebió el vino que Dalila le dio, lo que lo hizo caer aún más de su posición espiritual. En tercer lugar, Sansón le reveló el secreto de su cabello a Dalila y ella lo cortó, lo que destruyó por completo su relación de pacto con Dios.

Entonces, esencialmente, la asignación de Sansón terminó prematuramente porque no se adhirió a la prescripción que la profecía había establecido para su vida mientras Jesús cumplía lo que estaba escrito sobre él en el volumen de los Libros.

Esperanza!

¿Qué pasa si uno ya está en una tangente diferente? ¿Todavía hay esperanza? 1 Reyes 13:1–3 registra la profecía de un hombre que nacería en la casa de David, llamado Josías, y que destruiría el altar en Betel. Trescientos años después, nació un hombre, Josías. Josías vivió una vida relativamente normal y esto continuó hasta el punto en que se dio cuenta de esta profecía que se escribió sobre él en el volumen de los libros.

Cuando sus ojos se abrieron, rasgó su ropa y abrió una hoja nueva que lo vio caminar en la prescripción divina que fue establecida para su vida como está registrado en las escrituras:

2 Cron. 34:31-33 nos dice:

Y puesto en pie el rey en su sitio, hizo delante de Jehová pacto de caminar en pos de Jehová y de guardar sus mandamientos, sus testimonios y sus estatutos, con todo su corazón y con toda su alma, poniendo por obra las palabras del pacto que estaban escritas en aquel libro. E hizo que se comprometieran a ello todos los que estaban en Jerusalén y en Benjamín; y los habitantes de Jerusalén hicieron conforme al pacto de Dios, del Dios de sus padres. Josías quitó todas las abominaciones de toda la tierra de los hijos de Israel, e hizo que todos los que se hallaban en Israel sirvieran a Jehová, su Dios. Y mientras él vivió no se apartaron de Jehová, el Dios de sus padres.

Al final, Josías causó tanto impacto que a su muerte, Jeremías y todos los cantores y cantoras se lamentaron por él, cuyo lamento está registrado en el libro de Lamentaciones.

En conclusión, quiero presentarles que la Biblia no es solo un libro de profecías, sino que para nosotros es una profecía abierta. La historia de nuestra vida aún se está escribiendo y puede conformarse a lo que está escrito en el volumen de los Libros sobre los fieles o lo que está escrito en el volumen de los libros sobre los que viven una vida derrotada. Lo que es más importante es que si uno está en un camino diferente al establecido para su vida, puede regresar como Josiah y cambiar su historia. La forma en que nuestra historia termine depende de nosotros, así que esforcémonos por vivir de acuerdo con la prescripción divina que se nos presenta en el volumen de los libros para que podamos terminar en victoria.

One response to “¡El camino de las Profecías! ¿Viviendo por prescripción divina o no? ¿Cuál es tu historia?”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: